Una de las claves para conseguir la sostenibilidad en la actualidad es la tecnología, tenemos el mundo a nuestro alcance a tan solo un “clic”. El uso de herramientas y aplicaciones digitales ayudado de las redes sociales está permitiendo atomizar el impacto del turismo, llegando a zonas más apartadas, menos pobladas y generando ingresos a personas que antes no se beneficiaban de ellas, esto ayuda significativamente a comunidades locales y a reducir impactos negativos en temas ambientales.

Según María Claudia Lacouture en su libro, “Turismo sostenible”, el sector del turismo, en general, no ha sido muy innovador, los procesos de digitalización no han sido fáciles en este sector, el hecho que sea conformado por pymes lo ha hecho aun más lento.

 

Para conocer más detalladamente el turismo sostenible y su relación con la tecnología, es importante aclarar conceptos, ya que algunos cuando escuchan la palabra ‘sostenibilidad’ la limitan al tema medio ambiental, pero este concepto, es mucho más amplio y transversal. Este puede definirse como la actividad que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, tanto económicas, como sociales y medio ambientales, para satisfacer las necesidades de visitantes, industria, entorno y comunidades anfitrionas.

De esta manera se concluye que la sostenibilidad en el turismo, se divide en tres vertientes; la económica, la social y medio ambiental. En el plano económico, debe ser rentable y crear empleo estable y formal. Desde el punto de vista social, se debe respetar y potenciar el patrimonio histórico y cultural de los destinos. Por último, en la ambiental, el sector debe contribuir a la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad.

La tecnología y la sostenibilidad, cada vez estrechan más su relación directamente proporcional; la tecnología sin duda ha cambiado la forma como viajamos, los nuevos avances hacen de las experiencias más emocionantes e interactivas cuando salimos de casa, esto se ve reflejado desde el destino que elegimos para nuestras vacaciones, hasta lo que hacemos en ese lugar. En la actualidad solo el 13 % de los turistas, organizan sus viajes en agencia de viajes. Según Google Travel, el 74% de los viajeros de placer, planean su viaje por internet.

Este gran cambio, ha sido movido principalmente por los millennials, quienes buscan aerolíneas low cost (bajo costo), destinos exóticos y con personalidad. Esto se ha consolidado durante esta década principalmente por tres variables:

 

  1. El almacenamiento masivo de datos: esta gran data, permite conservar toda la información de clientes, y hacer llegar fácilmente a cada uno de ellos lo que está buscando.
  2. La facilidad de planear viajes a través de dispositivos móviles: acceder desde su celular en cualquier lugar del mundo a las ofertas de alojamientos, vuelos y sitios turísticos hace el viaje, fácil e interactivo.
  3. La economía colaborativa y la colaboración rentable entre turistas y anfitriones facilita oportunidades y beneficios para todas las partes, sin duda, estas plataformas colaborativas y otros nuevos actores digitales han sido de gran ayuda para este mercado que se ha visto obligado a modernizar y adaptar su oferta a las nuevas exigencias del consumidor, que exige, personalización, flexibilidad y omnicanalidad.

La gestión público-privada es esencial, las nuevas plataformas deben buscar nuevas oportunidades en pro de la sostenibilidad, esto se debe abordar con formas innovadoras de colaboración. Para esto es necesario, que las administraciones publicas, estén completamente alineadas y su prioridad puesta en el desarrollo sostenible, apoyándose en la innovación y las nuevas tecnologías, para mejorar su competitividad y resolver problemas recurrentes como la estacionalidad, la centralización de la oferta y la falta de rentabilidad.

Las empresas que están en este sector deben llevar a cabo un cambio de paradigma en el cual la rentabilidad se mide cambiando la búsqueda legitima del beneficio económico con la generación de un impacto social positivo y la gestión medioambiental eficiente.

Es así como lo que veíamos en las películas futuristas, hoy es una realidad, conocer destinos a través de videos en nuestro teléfono celular y poder reservarlos en segundos, y saber cómo llegar conociendo los beneficios que este ofrece, nos ayuda, no solo a acceder a lugares nunca pensados, sino que minimiza costos, reduciendo grandes impactos económicos y deterioros al planeta.

Deja un comentario