Foto Por: Ministerio de Cultura

El 2021 será un año en el que el turismo se reactivará por completo. Después de un 2020 incierto en el que esta industria tuvo un impacto negativo a causa de la pandemia, tendrá que tomar nuevas medidas para superar este trance.

Es por esto que distintas regiones ya están trabajando en sus planes de acción, así es el caso de Cundinamarca que busca llamar la atención del turista a través de sus experiencias y rutas ancestrales.

Recordemos que este departamento se caracteriza por la reconstrucción de sus caminos reales y empedrados como lo son los del Tequendama, Alto Magdalena y de Sumapaz.

En la actualidad se cuenta con grandes líderes y guías, que no solo se han encargado de cuidarlos y potenciarlos, sino que quieren darles la importancia que se merecen y llevarlos a convertirse en uno de los mayores atractivos del mundo.

Durante el mes de septiembre se llevó a cabo la reunión entre el viceministro de Creatividad y Economía Naranja, Felipe Buitrago, con la directora ejecutiva del Visit Cundinamarca, Marcela Serrano, en la que se abrieron las puertas para un trabajo sinérgico entre la creatividad, el turismo y el bienestar.

Se convocaron 10 alcaldes de la zona, con quienes el Visit Cundinamarca, firmó acuerdos de cooperación para la recuperación de  la cultura Muisca y Panche, plasmada en senderos, arte rupestre, petroglifos y tumbas ancestrales. 

El Visit Cundinamarca, se encarga de liderar este trabajo de articulación entre entidades públicas y privadas, con el fin de diseñar  rutas de turismo cultural, hacer un gran sendero ancestral que permita integrar la oferta cultural de los diversos municipios de esta zona de Cundinamarca y así,  promover la identidad turística de este lugar.

Esta propuesta regional permitirá consolidar un mercado turístico cultural, que sin lugar a duda, no solo servirá para la recuperación cultural, sino que reactivará la economía de esta región del país, rápidamente  generará mayor empleo , motivará el turismo rural, y atraerá inversiones privadas en varios sectores como hotelería y gastronomía.  

Esta nueva apuesta llamada Alma & Origen es un ejemplo de gobernanza turística, ya que  de manera integrada el Visit Cundinamarca está articulando universidades, empresas privadas, comunidades, entes territoriales, cámaras de comercio y otras entidades tanto públicas como privadas a que apoyan el desarrollo cultural de Cundinamarca y le apuesten a esta reconstrucción alrededor de la cosmogonía ancestral.       

Deja un comentario