Colombia, turismo

El turismo que viene asombrando al mundo con su acelerado crecimiento guarda una estrecha relación con el desarrollo, su dinámica en las últimas décadas ha convertido a este sector, en un motor clave para el progreso socioeconómico a nivel mundial.

Es así como en tiempos de post pandemia, este, puede ser el sector que acelere la reactivación económica y permita el mejoramiento de la calidad de vida de miles de personas azotadas por la crisis.

Sin embargo, esta hipótesis podría ser viable, sí y solo sí, le damos una vuelta completa al tipo de turismo que se debe hacer. Para esto debemos tomar opciones con altos niveles tecnológicos, un viaje a la introspección, al bienestar, y una sólida conexión con la naturaleza y la cultura.

El nuevo sistema en el turismo exige un procedimiento de innovación abierto: un trabajo conjunto, esta nueva apuesta requiere un consenso de saberes, exigiendo un llamado a la economía colaborativa, una nueva era donde la academia, los emprendedores, las empresas y la comunidad deben converger en programas de innovación y potenciar colectivamente dos tipos de turismo:

 

  1. El turismo de naturaleza, en el que la prioridad es la protección de los ecosistemas, y donde se puede potencializar los baños de bosque, meditación en montañas, senderismo, contemplación de flora y fauna, aventura al aire libre y experiencias alrededor del agro.
  2. El turismo cultural, en el que las tradiciones, el alma y el origen de un territorio renacen a través de lagunas, montañas, templos sagrados y leyendas, además de historia y arquitectura colonial.

 

La reactivación del turismo se da a través del fortalecimiento de las organizaciones locales, es fundamental empoderar la ciudadanía para que sea ella, el primer actor de la rápida reactivación. Esta colectividad debe tener un liderazgo con una mirada transversal que evite una sociedad fragmentada.

 

El nuevo turismo debe ir acompañado con una nueva psicología, sabemos bien, que el sector conlleva innumerables cambios y habrá un mayor control social aplicando técnicas de crisis management, antes-durante y después de la coyuntura, y debemos hacer frente a diferentes desafíos de los comportamientos humanosque entre ellos se encuentra el miedo versus los deseos de salir y disfrutar, y el vivir resguardado y asilado, versus salgo mucho y recupero el tiempo perdido.

 

Es por esto que podemos resumir los aspectos para tener en cuenta para el Turismo del Futuro o turismo Post pandemia:

 

  • El bienestar es una línea que estará transversal a cualquier opción que se busque.
  • La comunicación debe ser primariamente para dar seguridad.
  • La gente quiere respirar, estar al aire libre y tener contacto con la naturaleza.
  • Viajes cortos y cerca de casa.
  • Tener precios competitivos (precios justos, que permitan la recuperación).
  • El turismo de naturaleza será una de las opciones con mayor número de gente esto con el fin de recargar energía después de todo lo que dejó la pandemia.
  • Búsqueda de lugares con estrictas medidas de seguridad y altos estándares en temas sanitarios, generar confianza.
  • Turismo hacia la introspección.
  • Opciones con menús saludables.
  • Turismo más humano.
  • Empatía con los sentimientos.
  • Turismo micro-segmentado (diverso pero orientado a necesidades específicas, según la edad, emociones y nivel económico).
  • Búsqueda de experiencias memorables.
  • Búsqueda de productos diferenciados, turismo disruptivo: conexión con los atractivos del territorio y creación de narrativas.
  • Conexión con productos icónicos, descubrir productos que sean únicos en todo el país.

Deja un comentario