Foto: Alerta Bogotá

La panela uno de los alimentos que no puede faltar en los hogares colombianos es una fuente de endulzante natural, que contiene fósforo, magnesio, vitamina C y hierro, además ayuda a la producción de hemoglobina en la sangre y vitamina B1.

Colombia es el segundo país productor de panela en el mundo y el primero en consumo por habitante, es un alimento que ha transferido fronteras, siendo producida en 12 países de América Latina y el Caribe. En nuestro país se produce en departamentos como Santander, Boyacá, Cundinamarca y Antioquia, sólo entre estos cuatro, producen el 53% del total nacional.

Según la Federación Nacional de Productores de Panela (FEDEPANELA) en Colombia dependen directamente de esta industria 350.000 familias que derivan su sustento de esta actividad.

La panela no solo es un alimento emblema de Colombia, sino también un producto que ha aportado al desarrollo del país. Algunas regiones de tradición panelera como Villeta, tienen grandes moliendas que no solo producen este maravilloso producto, sino que su proceso se ha vuelto un gran atractivo turístico. Disfrutar la llegada de la caña a la molienda en mulas y ver todo el proceso artesanal es verdaderamente una experiencia donde cada vez más los viajeros quieren conocer.

Algunas fincas como Montes de Chitavindá y Panela Don Pedro, ubicadas en Cundinamarca están produciendo panela orgánica desde hace mas de 50 años, estos lugares ofrecen el llamado «cañatour» un recorrido de tres horas donde los visitantes viven todo el proceso, que va desde la recolecta hasta el empaque.

Según cifras de FEDEPANELA Colombia es el primer consumidor de panela per capita del mundo, el colombiano promedio consume en promedio 19 kg de panela cada año, solo en el 2018 la producción de panela fue de 1.6 millones de toneladas.

El producto desde hace algunos años se exporta, principalmente a Estados Unidos y Europa, también ha llegado a Corea del Sur y Argentina, el objetivo es exportar unas 2.000 toneladas al año.

Es importante que cada vez se haga más presente en nuestro estilo de vida el consumo consciente, comprando producción local, que sepamos su origen, viendo a la panela como un producto sostenible, ya que apoyamos a los campesinos y conservamos nuestras tradiciones.

Deja un comentario